Recetas de cocina

Gallina al estilo de la abuela en una olla


Aquí está la deliciosa receta del pollo a la abuela en la olla.

Ingredientes para 4 personas:

  • 1 gallina
  • 8 zanahorias
  • 4 nabos
  • 1 nabo sueco
  • 1 rama de apio
  • 1 cebolla
  • 2 dientes
  • 1 ramito de hierbas aromáticas
  • 4 verdes puerros
  • 200 g de arroz largo
  • 25 g de mantequilla
  • 25 g de harina
  • 1 huevo
  • 2 cucharadas. crema fresca
  • Sal pimienta

Gallina al estilo de la abuela en una olla

- Coloque la gallina en una olla grande, cúbrala con agua fría. Llevar a ebullición y quitar la primera espuma.

- Pelar, lavar y cortar las verduras en trozos grandes.

- Una vez que el caldo de pollo esté claro, sumerja las zanahorias, los nabos, el colinabo, el apio, la cebolla tachonada de clavo y el bouquet garni.

Sal ligeramente con sal gruesa. Dejar cocer de 30 a 35 minutos y agregar las hojas de puerro atadas. Continúe cocinando durante 1 hora.

- Verter parte del caldo de pollo en una cacerola, llevar a ebullición, cocinar el arroz durante 20 minutos.

- Preparar la salsa blanca: derretir la mantequilla, agregar la harina.

Mezclar y cocinar a fuego lento durante 2 minutos. Disolver poco a poco con 50 cl de caldo de pollo hasta obtener una salsa homogénea. Llevar a hervir. Mezclar la yema de huevo con la crème fraîche. Fuera del fuego, vierta esta mezcla en la salsa picante, bata vigorosamente. No deje que hierva. Revisa el condimento.

- Cortar la gallina, servirla con las verduras, cubrir con salsa blanca.

Sirve con arroz.

BBA DEL CHEF

- Puedes decorar la salsa con champiñones cocidos en agua con una pizca de mantequilla, una pizca de sal y una pizca de zumo de limón.

Por el lado de la bodega, vino para acompañar el pollo en la olla

Este plato campesino, símbolo del Bearn y del rey Enrique IV, se enriquece aquí con una combinación de crema y huevo que reforzará su carácter tierno y meloso. Este aporte calórico, obviamente, lo convierte en un manjar de invierno para disfrutar un domingo frío (por supuesto).

Para evitar la pesadez o la posible somnolencia, opta por el contraste que aporta un rojo ligeramente ácido. Así, un Saumur Champigny o, sin ofender a Béarnais, una ligera cuvée del viñedo vasco de Irouléguy, aportará la frescura necesaria al tiempo que realza, a través de sus notas aromáticas, las verduras que lo acompañan. En la misma línea pero con menos frescura, por supuesto, podemos elegir un Béarn rojo. Para resaltar el pollo y su salsa, opta por un blanco Givry con aromas a frutos secos, sutilmente lácteos y con una suave acidez característica de este viñedo del sur del

Borgoña por una alianza que el famoso Enrique IV ciertamente no habría negado, ya que la historia nos dice que le gustaba.

Sr. Chassin

Receta: T. Bryone, Foto: C. Herlédan


Vídeo: POLLO AL LIMÓN, RECETA DELICIOSA! (Mayo 2021).